Final Fantasy Wiki
Advertisement

El planeta Hydaelyn visto desde el espacio.

Hydaelyn, un planeta radiante bendecido por la luz del Cristal. Entre mares celestiales, abarcando el más occidental de los tres grandes continentes, se encuentra un reino abrazado por dioses y forjado por héroes. Su nombre... Eorzea.
—Cinemática inicial de Final Fantasy XIV

Hydaelyn (ハイデリン, Haiderin en japonés), también conocido como la Fuente (The Source en inglés; 原初世界, Gensho Sekai en japonés), es el mundo principal donde tiene lugar el videojuego Final Fantasy XIV. Aunque actualmente comparte nombre con el Cristal Madre que guía al Guerrero de la Luz, antes de la influencia de la diosa sobre el planeta, este se conocía como Etheirys (アーテリス, Āterisu en japonés).

Se trata del planeta original del que surgieron los trece mundos-reflejo tras la batalla entre Hydaelyn y Zodiark. De estos reflejos, el Primero es el mundo donde tiene lugar la expansión Shadowbringers, mientras que el Decimotercero es el actualmente conocido como el Vacío.

A lo largo de su historia el planeta ha tenido dos satélites: la luna natural Menphina, y la luna artificial Dalamud, esta última destruida en la séptima Calamidad antes de los eventos de A Realm Reborn.

Geografía

El mundo de Hydaelyn está compuesto por cinco continentes mayores: Aldenard, Ilsabard, Othard, Meracydia, y el recientemente descubierto "Nuevo Mundo". Otras tierras menores son las islas de Vylbrand, Thavnair, y los archipiélagos de Northern Empty y Hingashi.

Los mitos regionales mencionan que Aldenard, Ilsabard, y Othard fueron una vez hermanos inseparables. Sin embargo, Ilsabard y Othard cogieron celos de Aldenard, pues poseía las tierras más abundantes a pesar de ser el más joven de los tres, y enfurecidos se separaron de Aldenard a sus actuales posiciones. Se dice que la tierra que conecta Aldenard con Ilsabard es su mano estirada tratando de traerlo de vuelta.

Hasta la fecha, solo los reinos de Eorzea (Aldenard y Vylbrand), el Northern Empty (el "Viejo Mundo" y Aerslaent), Thavnair, y el lejano oriente (Othard y Hingashi) se han revelado por completo mediante mapas. Sin embargo, desde la luna llegan a verse continentes aún no cartografiados. En términos jugables solo se han llegado a visitar abiertamente Eorzea, el norte de Othard, Thavnair, y las naciones de Kugane, Sharlayan, y Garlemald.

Eorzea

Eorzea, donde los jugadores inician su viaje.

El reino de Eorzea es el lugar principal de Final Fantasy XIV, y se compone por el continente de Aldenard, la isla de Vylbrand, y los islotes de sus alrededores. Además de sus actuales naciones aliadas, el reino ha acogido numerosas naciones arcanas en el pasado. Su calendario se basa en las Calamidades que marcan las eras umbrales y astrales.

El continente de Aldenard se divide en diferentes regiones: los planos desérticos de Thanalan (capital Ul'dah) y Paglth'an, el bosque del Velo Negro al este (capital Gridania), y las regiones montañosas nórdicas de Dravania, Coerthas (capital Ishgard), Farreach, Xelphatol, y Gyr Abania (capital Ala Mhigo), las cuales forman la conocida "columna de Abalathia". En el centro del continente se encuentra Mor Dhona, cuyo lago Silvertear tiene cierta conexión con la energía etérea del planeta.

La isla mayor de Vylbrand, en la costa oeste del continente, acoge los campos de La Noscea (capital Limsa Lominsa) y el monte volcánico O'Ghomoro. Otras islas eorzenses son el archipiélago tropical de las Cieldalaes al sur de Vylbrand, y las islas de Mazlaya y la Perla al este de Aldenard.

El oriente cercano

Ilsabard es el más extenso de los tres grandes continentes, conectado con Eorzea al suroeste, y al este con Othard. El imperio de Garlemald es la nación más poderosa del continente, con su capital situada en los fríos montes nórdicos, y sus territorios dominando toda Ilsabard. Debido a esta ocupación, poco se conoce geográficamente del continente. El sur de Ilsabard es hogar de varias regiones como Landis, Bozja, Nhalmasque, Werlyt, y Corvos.

En la costa sureña se halla la isla de Thavnair, cuya capital Radz-at-Han mantiene relaciones y comercios neutros con las naciones de los demás continentes, incluyendo Garlemald. Otras islas son el cabo Mete y las varias que se reparten en los traicioneros mares sureños.

El lejano oriente

El lejano oriente es un escenario principal en la expansión Stormblood. Es la tierra situada al este de Ilsabard, compuesta por el continente de Othard, y el archipiélago de Hingashi.

El continente de Othard se divide en dos sectores: norte y sur. Othard del norte es recorrido por el río One, que va desde los montes sagrados de Dalvalan Grath en el noroeste, pasando por la extensa estepa de Azim, hogar de numerosas tribus Xaela; y finalmente por los campos orientales de Yanxia (capital Doma) para desembocar en el mar Ruby. Al este de la estepa de Azim se hallan la región de Arras y la península de Ryakgyr. Al oeste de Yanxia se hallan las devastadas tierras del Burn, drenadas por completo de éter a causa de invocaciones masivas.

En Othard del sur se encuentran la región oriental de Nagxia; la desértica región occidental de Dalmasca, cuya capital Rabanasta fue devastada por la invasión imperial; y la selva de Golmore al este, hogar del clan Rava. Al sur de Golmore se encuentran la capital de Leá Monde y la nación portuaria de Valnain, actualmente dirigida por la IVª legión imperial.

El archipiélago de Hingashi se sitúa al este de Othard y se compone de dos islas: la isla menor occidental de Shishu, que cuenta con su capital Kugane; y la isla mayor de Koshu, que acoge el colosal monte Daitenzan y la capital de Bukyo, la cual se encuentra completamente cerrada y por tanto, aislada del exterior.

Las islas del sur

Los mares al sur de Eorzea están salpicados de innumerables islas diminutas que se caracterizan por un clima cálido y agradable.

Estas islas son el lugar de origen de los lalafell, cuyos barcos con forma de catamarán les permitieron cruzar el océano hacia los grandes continentes. La interacción entre estas islas y Eorzea es abundante, la mayor parte atravesando los puertos de Limsa Lominsa. El arte mágico de los arcanistas también procede de estas islas.

Meracydia

Un continente situado al sur de los tres mayores. Meracydia es históricamente conocida por la violenta invasión del imperio de Allag que sufrió cinco milenios atrás, en la que los habitantes de Meracydia y la horda de dragones que allí residían lucharon e invocaron poderosos Primordiales como Bahamut o la Tríade Marcial en vana desesperación contra la avanzada tecnología de sus invasores. La guerra resultante arrasó Meracydia, pues la sucesiva invocación de Primordiales drenó el continente de éter.

Incluso con el paso de los milenios, Meracydia sigue siendo actualmente un aislado páramo inhóspito cuyas pocas áreas repobladas por nativos están recluidos y atacan a cualquiera del hemisferio norte que se acerque, siendo Thavnair la única vía comercial que tienen con el exterior.

Northern Empty

El Northern Empty es un gran océano situado al norte del mar Bloodbrine, el mar nórdico de Eorzea. En estas aguas se hallan dos archipiélagos: el mayor de ellos es el archipiélago del "Viejo Mundo", cinco islas que acogen la nación erudita de Sharlayan, en ocasiones llamada "vieja Sharlayan" para diferenciarla de la actualmente abandonada colonia homonima que se construyó en Eorzea.

Al oeste del "Viejo Mundo" se encuentra el otro archipiélago mayor del Northern Empty: Aerslaent, lugar de origen del clan Sea Wolf de los roegadín. Una de sus islas, Nagyn, es conocida en las leyendas roegadinenses como el lugar donde se originó el mundo.

El Nuevo Mundo

Situado al otro lado del océano Indigo, al oeste de Eorzea, es un continente redescubierto recientemente en el año 1500 de la sexta era astral. Su descubridor, un explorador llamado Ketenramm, inicialmente quiso bautizar al continente como "Ketenland", conociendo a los nativos y visitando la nación de Mamook gobernada por Mamool Ja.

Aunque se desconoce bastante de este lugar, varios mercaderes marinos han transportado bienes del nuevo mundo a Eorzea, incluyendo algunas especies nativas que han invadido de forma no intencionada la ecología de Eorzea. De acuerdo con Emet-Selch, existen ciudades hechas de oro.

Esta tierra rica en la sustancia del ceruleum está habitada por varias tribus de hyur. Una de ellas son los Whalaqee, que practican un tipo de magia nunca vista en el resto del mundo.

Advertisement