Final Fantasy Wiki
Advertisement
Veréis, yo soy diferente de los antiguos que se aferraron a sus queridas vidas, y de vosotros. Así que no os molestéis en intentar razonar conmigo, comprobaréis que no tengo ninguna razón, ni fe, ni cualquiera de esas bazofias. Solo quiero destruir el mundo. Pero por favor, resistid con todas vuestras fuerzas. Así lo disfrutaré más.
—Fandaniel a los Vástagos

FFXIV Fandaniel.png

Hermes (ヘルメス, Herumesu en japonés), también conocido como Fandaniel (ファダニエル, Fadanieru en japonés) o Amón (アモン, Amon en japonés) es un personaje no jugable del videojuego Final Fantasy XIV, siendo un antagonista principal en los parches finales de Shadowbringers y en la expansión Endwalker.

Es un asciano nihilista sin lealtad alguna al dios Zodiark ni a sus compañeros. Poseyendo el cuerpo del fallecido Asahi sas Brutus, Fandaniel se alía con Zenos yae Galvus, el errático príncipe de Garlemald, en pos de provocar la segunda venida de los Últimos Días y destruir el mundo. Por ello, se autodenomina como "Telophoroi", un término para referirse a los que buscan dichos objetivos.

Fandaniel es interpretado por Yoshitsugu Matsuoka en la versión japonesa del juego, y por Jeremy Ang Jones en la versión inglesa. Como "Asahi", es interpretado por Junichi Yanagita en la versión japonesa, y por Matt McCooey en la versión inglesa.

Historia

Pasado

Vida temprana

Hace eones, Hermes fue un erudito curioso y de buen corazón que supervisaba las criaturas vivientes tejidas por magias creativas en Elpis, una instalación diseñada para crear nueva vida para presentarla e introducirla en Etheirys. A diferencia de otros ancianos que buscaban la perfección en las creaciones, Hermes aceptaba sus defectos y a menudo les pedía a sus compañeros que los apreciaran.

Hermes en Elpis.

En su búsqueda por el sentido de la vida, Hermes creó las meteia usando su investigación sobre dynamis y las envió por el universo para encontrar otras civilizaciones, quedándose con Meteion para recibir sus informes una vez hayan acabado, a quien trataba como a una persona a diferencia de como trataban otros ancianos a sus espíritus familiares.

Cuando Emet-Selch llegó a Elpis con el objetivo de incorporar a Hermes a la Convocación de los Catorce, las meteia acabaron su investigación y comunicaron a través de Meteion que habían llegado a la conclusión de que la vida no tenía sentido y que habían decidido cantar una canción para acabar con todo. Hermes ayudó a Meteion a escapar para probar el derecho de su raza a existir mientras se infligía a sí mismo, a Emet-Selch, y a Hytholadeus, con Kairos, un dispositivo de alteración de la memoria para eliminar todo rastro de lo que habían descubierto. Tras aquello, Hermes se incorporó a la Convocación ocupando el asiento de "Fandaniel".

Cuando los Últimos Días dieron comienzo, Fandaniel dedujo que el estancamiento de las corrientes etéreas estaba creando las blasfemias que estaban causando estragos en el planeta, y pensó que la creación de un Primordial a partir de la voluntad del propio planeta detendría la catástrofe. Entonces, la Convocación sacrificó a la mitad de la población mundial para invocar a Zodiark, quien logró detener la catástrofe aunque cautivando las mentes de la Convocación.

Tras el conflicto posterior en el que Hydaelyn terminó derrotando y aprisionando a Zodiark, el planeta y casi todos sus habitantes fueron fragmentados en la Fuente y sus trece reflejos, Fandaniel sucumbiendo igualmente a la fragmentación.

Era de Allag

En los años finales de la tercera era astral, el fragmento de Fandaniel que permaneció en la Fuente renació como Amón, un hábil mago y tecnólogo del imperio de Allag. Cuando el imperio empezó a decaer y estancarse, Amón planeó devolver su nación a su antigua gloria a través de un plan inusual: resucitar al primer emperador de Allag, Xande. Exhumó al emperador de su tumba y, utilizando tecnología de clonación avanzada que había desarrollado, logró devolverle la vida.

Bajo el liderazgo del renacido emperador, el imperio volvió a la prosperidad y reanudó muchas de sus ambiciones originales, pero Amón no vio que sus acciones habían marcado el alma de Xande, ya que el recuerdo de la muerte volvió nihilista al emperador, quien formó un pacto con la Nube de Oscuridad para destruir el mundo.

Para entonces, el asciano Emet-Selch, que había escapado a la fragmentación del mundo, identificó el alma de Amón y le reveló que era la reencarnación de Fandaniel, otorgándole un cristal que contenía sus recuerdos perdidos para que ocupara su lugar entre los ascianos, convenciéndole para que creara un clon de sí mismo para que se quedara en la torre Syrcus en su lugar.

Cuando la cuarta Calamidad umbral desató el gran terremoto que destruyó el imperio allaganense, el clon de Amón activó un campo de estasis en la torre Syrcus mientras ésta se hundía en la tierra, dejándose a sí mismo, a Xande, y a los habitantes de la torre en animación suspendida. Mientras tanto, el verdadero Amón, de nuevo ya como Fandaniel, fue testigo de la Calamidad, y la terrible experiencia le convenció de abrazar los ideales de Xande, pretendiendo aprovecharse de los planes de los ascianos de restaurar a Etheirys hasta que se presentara la oportunidad de terminar lo que Xande había comenzado, la destrucción del mundo.

A Realm Reborn (2.0)

El clon de Amón despertado.

Cinco milenios después, Fandaniel continuó actuando junto con los ascianos. Por otro lado, la séptima Calamidad desenterró la torre Syrcus y desactivó la animación suspendida despertando al clon de Amón y al resto de los que estaban en la torre.

Cuando Xande pretendió reanudar su plan de destruir el mundo, el Guerrero de la Luz y sus compañeros asaltan la torre para detenerlo, enfrentándose y matando en su camino al clon de Amón.

Shadowbringers (5.0)

Tras la destrucción de Emet-Selch, Fandaniel poseyó el cuerpo del fallecido Asahi y apareció brevemente ante Zenos, cuyo acto de parricidio había llevado al imperio garleano a una guerra civil. Fandaniel ofreció sus servicios mientras dirigía a Zenos hacia su presa ideal: Zodiark, y le contó al príncipe la historia detrás de sus sueños de los Últimos Días. Más tarde, al descubrir que Elidibus también había perecido, Fandaniel anunció alegremente a Zenos que ya no estaba atado a los planes de los ascianos, y que eran libres de hacer lo que quisieran con la Fuente.

Fandaniel alegre por la muerte de sus maestros.

Fandaniel comienza a preparar el "coto de caza" de Zenos recreando las condiciones de los Últimos Días. Primero usa el cadáver de Varis zos Galvus como medio para invocar a Ánima a través de la fe de los garleanos en su difunto emperador, con el objetivo de usarlo para destrozar el sello de Zodiark, cuya existencia aún impedía que se desarrollaran los Últimos Días. Para fortalecerlo, crea también torres por todo el mundo que drenasen éter para transmitirla a Ánima.

Los Vástagos del Séptimo Amanecer encuentran a Fandaniel en las cercanías de la torre de Gyr Abania con el Primordial invocado para custodiarla, Bahamut lunar. Ahí, declara abiertamente su intención de reanudar los Últimos Días para destruir todo el mundo, mencionando también que Zenos exige un duelo final contra el Guerrero de la Luz.

Endwalker (6.0)

Fandaniel observa a los Vástagos en Thavnair, y captura en la torre de Zot a una de los alquimistas que estaban desarrollando escamas de protección contra la influencia de las torres, revelando de paso su vida anterior como el allaganense Amón. Tras la destrucción de la torre, Fandaniel informa a Zenos de la situación, y prepara la capital imperial para una posible invasión de la Gran Compañía de Eorzea. Fandaniel cuestiona la motivación de Zenos mientras explica su propia razón para desatar los Ultimos Días.

Cuando el Guerrero y sus aliados llegan Garlemald, Fandaniel captura al Guerrero de la Luz y usa la tecnología de Aulus mal Asina para meterle temporalmente en el cuerpo de un soldado garleano, mientras que Zenos posee el cuerpo del Guerrero para matar a sus amigos y motivar al Guerrero a aceptar la revancha. Sin embargo, el Guerrero detuvo a Zenos a tiempo y Fandaniel los devuelve a sus respectivos cuerpos. Tras ello, los Vástagos asaltan el palacio imperial y destruyen a Ánima, pero Fandaniel usa el poder acumulado para destruir cuatro de las cinco marcas del sello de Zodiark.

Fandaniel y Zenos se teletransportan a la luna para romper personalmente el sello final, pero se retrasan brevemente debido a que Hydaelyn alteró su trayectoria. Habiendo tenido la intención de que Zenos ocupara el lugar de Elidibus como corazón de Zodiark, Fandaniel decide fusionarse él mismo con el Primordial y doblegar la voluntad colectiva de las almas que lo formaban. Fandaniel usa el poder de Zodiark para luchar contra el Guerrero de la Luz, y aunque es derrotado, revela que su verdadero objetivo era usar al Guerrero para debilitar a Zodiark lo suficiente como para que Fandaniel lo obligara a destruirse a sí mismo. Zodiark entonces se arranca el corazón, matándose a sí mismo y a Fandaniel, reanudando los Últimos Días. En sus momentos finales, Fandaniel se deleita en haber cumplido la visión de Xande de la destrucción del mundo.

Amón es derrotado definitivamente en el mar etéreo.

Tiempo después, el Guerrero viajó al pasado para conocer la verdadera causa de los Últimos Días, apareciendo en Elpis y conociendo a Hermes, desempeñando un papel en el intento de detenerle antes de que lanzara su hechizo de alteración de la memoria. De nuevo en el presente, los Vástagos se adentran en el mar etéreo para encontrar a Hydaelyn, y entre las almas de los fallecidos se encuentran con los recuerdos del imperecedero Fandaniel manifestados de nuevo como Amón. Tras su derrota final, el Guerrero le recuerda sus recuerdos de Hermes, y Amón reflexiona sobre su vida original mientras expresaba dudas y arrepentimiento por sus acciones. Entonces, el espíritu vengativo de Asahi aparece, y disgustado por la falta de convicción de Amón, lo arrastra al olvido como venganza por usar su cuerpo para traicionar a Zenos.

Mientras se desvanecía en la oscuridad, y sabiendo que su búsqueda de respuestas comenzaría de nuevo, Amón aceptó que la historia de Hermes había terminado, sin pedir perdón por el monstruo en el que se había convertido.

Jugabilidad

En A Realm Reborn, el clon de Amón aparece como el tercer jefe del asalto de alianzas Torre Syrcus. Entre las posibles recompensas de dicha instancia están las piezas de su atuendo para los oficios de DPS físicos a distancia.

En Endwalker, Fandaniel es enfrentado en varias ocasiones. Primero en el desafío The Dark Inside poseyendo el cuerpo de Zodiark, pudiendo también ser enfrentado en dificultad extrema en el desafío opcional The Minstrel's Ballad: Zodiark's Fall. Por otro lado, también aparece como jefe final en dos mazmorras: primero en Ktisis Hyperboreia en su encarnación original como Hermes, y luego en The Aitiascope como el espíritu de Amón, "el imperecedero".

Otras apariciones

Final Fantasy Trading Card Game

Amón aparece en el juego de cartas como cartas delanteras de elemento fuego y rayo.

Curiosidades

  • Fandaniel toma base en varios personajes de anteriores juegos de Final Fantasy:
    • El nombre de Fandaniel lo comparte con el vástago de la luz mencionado en el perfil de Hashmal en Final Fantasy XII: "Fandaniel, el Protector". De hecho, su glifo asciano también procede del glifo de Hashmal.
    • Amón se basa en el homónimo jefe opcional de Final Fantasy III, aunque su gama de colores está sacado de Hein, un villano relevante del mismo juego.

Galería

Advertisement