FANDOM



Esbozo
Este artículo es un esbozo. Puedes ayudar a la wiki de Final Fantasy en español expandiéndolo.
MaskedMage
Conocidos también como "Equilibrados", estas malévolas figuras vestidas de negro siembran las semillas del conflicto por las tierras de Eorzea. Del mismo modo que sus rostros están ocultos por siniestras máscaras, los verdaderos motivos de los Ascianos permanecen oscurecidos detrás de velos de secretos y terror.
—Descripción del sitio oficial

Los Ascianos (アシエン, Ashien en japonés, Ascians en inglés), también conocidos como Equilibrados (Paragons en inglés) o Bringers of Chaos, son un culto misterioso de seres sorenaturales en Final Fantasy XIV que enseñaron a las tribus de bestias de Eorzea a invocar Primarios, a quienes consideran como el deseo personificado, a partir del éter.

Las leyendas dicen que los Ascianos llegaron en tiempos de necesidad para guiar a aquellos en la oscuridad hacia la luz de los primarios, pero la verdad es que tienen sus propios planes ocultos, los cuales giran en torno a su deidad Zodiark. Normalmente, los Ascianos aparecen con aspecto de personas enmascaradas con túnicas negras, o en algunos casos como un Lich esquelético, pero se da a entender estas formas son "aproximaciones crudas" por aquellos que los perciben, de modo que sus verdaderas formas son desconocidas. También están los Ascianos Primarios, formas fusionadas que los poderosos Ascianos utilizan como último recurso en combate.

Miembros

Perfil


FF4CursorCuidado spoiler: esta sección contiene detalles de la trama. (Saltar sección).

En la jerarquía de los Ascianos, los Equilibrados de la Fuente (Paragos of the Source en Inglés) son considerados los mas fuertes. Al igual que Emet-Selch, cuyo nombre real es Hades, los Ascianos son nombrados por su título y rango, en vez de por sus nombres.

El traje tradicional de los Ascianos consiste de una túnica negra de cuero con marcas moradas, portando hombreras con diseños puntiagudos y simétricos que recuerdan a Zodiark, a parte de otros ornamentos plateados en sus guantes y botas. La única excepción es Elidibus, quien usa una túnica blanca con diferentes marcas moradas y marrones a las de sus compañeros. Cuando se preparan para luchar, especialmente con hechizos poderosos, un glifo rojo aparece sobre sus rostros. Gracias a los cristales negros, pueden poseer el cuerpo de un mortal y usarlo para conseguir sus objetivos. Las máscaras rojas son usadas únicamente por los Overlords, mientras sus subordinados portan máscaras negras. En algunos casos, como sucede con Travanchet, no usan sus trajes tradicionales, por lo que solo son diferenciados por su falta de sombra.

Los Ascianos esqueléticos tienen diferente apariencia, siendo más parecidos a las representaciones modernas de la Muerte, vistiendo capas negras y largas sobre sus cuerpos esqueléticos, las cuales tapan sus rostros. Sus piernas tampoco son visibles, pero sus alas similares a las de un pájaro sobresalen bastante. Los Ascianos Primordiales son parecidos a este tipo de Ascianos, con la diferencia de que son más grandes de tamaño, y que portan una máscara y glifo creado a partir de dos Overlords.

Cuando un Asciano muere, su alma llega a la Grieta de Éter (Atherial Rift en Inglés) entre Hydaelyn y el Vacío. Desde allí, pueden regresar a Hydaelyn mediante la posesión de un nuevo cuerpo. Este proceso es único para los Overlords, quienes pueden poseer seres vivos y modificarlos a su apariencia preferida. En cuanto a los Lessers, o subordinados, estos solo pueden hacer uso los cuerpos de los muertos, y no pueden regresar a la grieta tras fallecer. El acto de poseer un nuevo cuerpo debilita a un Asciano, pero si se trata de el mismo cuerpo o un clon, el efecto es menor. Mientras que el alma de un Asciano puede ser temporalmente encerrada en un White Auracite, puede ser destruida completamente usando éter puro. Este método consiste en atrapar el alma de un Asciano en White Auracite, destruyendo el artefacto con un ataque de éter; la esencia de los Ascianos, cuando no poseen un cuerpo, también puede ser absorbida por un Primordial.

En la época de Amaurot, los Ascianos eran gigantes, llegando hasta los 9 metros de altura, y usaban túnicas negras y máscaras blancas similares a las que usan en la época presente. En una sesión de Q&A reciente, el director del juego, Naoki Yoshida, confirmó que, al contrario de la ilusión creada por Emet-Selch, los ciudadanos de Amaurot tenían rasgos físicos diversos.

Historia

Antes de Final Fantasy XIV

En la prehistoria, los Ascianos eran una civilización avanzada y vivían pacíficamente. Gracias a su capacidad innata de usar la "magia de Creación", los Antiguos consiguieron alcanzar grandes hazañas, construyendo así ciudades utópicas dónde sus ciudadanos llevaban vidas dedicadas a la Retórica (debate), la Creación (artes y ciencias), y el servicio público. El centro de su civilización, Amaurot, era hogar de la Convocatoria de los Catorce (Convocation of Fourteen en Inglés), un consejo formado por los usuarios más poderosos y expertos en la magia de Creación.

En algún momento, un "sonido" misterioso proveniente del fondo de la estrella (la estrella siendo como los Antiguos se referían a su planeta) causó que los Antiguos perdieran control sobre su magia, dando a nacer monstruos a partir de sus miedos subconscientes. La situación creció a peor rápidamente, y los Antiguos encontraron difícil mantener el caos bajo control. Mientras que algunos confiaban en que los miembros de la Convocatoria encontrarían una solución, otros cedieron a la desesperación, creando aún mas monstruos en el proceso.

La Convocatoria predijo que, eventualmente, el crecimiento de terror en la población causaría una Calamidad capaz de destruir su mundo. En un intento de prevenir estos eventos, crearon un plan: cambiarían las leyes de la realidad por el medio de invocar a Zodiark, una deidad con el poder suficiente para alterar las leyes de su estrella y terminar el caos consumiendo el mundo. Para poder invocar a Zodiark, se necesitaba una cantidad enorme de éter, por lo que la mitad de los Antiguos se sacrificaron para lo que se convertiría en el primer ritual de invocación de un Primordial.

La invocación resultó ser exitosa, y gracias al poder de Zodiark, la Calamidad fue detenida. Sin embargo, una gran mayoría de la estrella fue consumida por la Calamidad, dejando una tierra devastada y sin vida. Para devolver vida al planeta, la mitad de los Antiguos se sacrificaron nuevamente, consiguiendo que Zodiark devolviera vida al mundo. Los Antiguos sobrevivientes se dieron cuenta de que estos nuevos seres nacidos de Zodiark eran diferentes, no poseían la longevidad inmortal ni la magia de creación. Según Emet-Selch, los Antiguos determinaron a estas nuevas criaturas inferiores y poco merecedoras de su consideración moral.

Con el propósito de recrear su paraíso perdido, la Convocatoria intentó invocar el poder de Zodiark una vez más; esta vez haciendo uso de las nuevas criaturas para revivir a sus compañeros, quienes se sacrificaron en la primera invocación y cuyas almas ahora dormían dentro de Zodiark. Una facción de Antiguos no aceptaban la presencia de Zodiark y del plan de la Convocatoria de inmolar a la nueva vida del planeta, llegando a un conflicto entre los Antiguos. Una parte de esta facción decidieron sacrificarse para invocar a Hydaelyn, quien atraparía a Zodiark y le impediría cumplir los deseos de sus seguidores. Los dos Primordiales lucharon incesantemente hasta que Hydaelyn usó todo su poder para fragmentar a Zodiark, haciendo que la realidad sea partida y el mundo sea dividido, creando la Fuente y sus trece reflejos. Amaurot también fué destruida entre las otras ruinas de la civilización de los Antiguos.

Elidibus (el Emisario), Lahabrea (el Orador), y Emet-Selch (el Arquitecto) fueron los únicos en sobrevivir la separación. Para devolver el mundo a su estado anterior, el trío se determinó en orquestar una serie de eventos, titulados "Reuniones" (Rejoinings en Inglés) por los Ascianos. Estos eventos serían conocidos como Calamidades en Hydaelyn, los cuales unirían uno de los reflejos con la Fuente. Emet-Selch revela que tras conseguir unir todos los reflejos a la Fuente, sacrificarían una parte de la actual humanidad (ya completa) para devolver a la vida a sus seres queridos.

Los Ascianos impartían su conocimiento sobre los rituales de invocación de primordiales a las razas oprimidas, actuando como sus salvadores mientras se aprovechaban de su situación como victimas de persecución. Durante la Tercer Era Astral, Emet-Selch estableció el Imperio Allaganense con el intento de causar la Cuarta Calamidad Umbral. Los Ascianos manipularon a la desesperada Tiamat y al restro de los dragones de Meracydia para que revivieran a Bahamut en forma de Primordial y otorgaran a Xande la oportunidad de capturar y atrapar Primordiales. Bahamut fue sellado en Dalamud y el Triade Marcial fueron encerrados en Azys Lla, con el fin de avanzar la investigación etero-química Allaganense.

Más adelante, Emet-Selch asumió la identidad de Solus zos Galvus, formando el Império Garleano con la intención de provocar la Séptima Calamidad Umbral.

Final Fantasy XIV (1.0)

Tras una serie de ataques hostigados por una tribu de Sahuagin, el Guerrero de la luz conoció a dos individuos misteriosos, llamados Travanchet y Emmerick. Travanchet, quien era capaz de blandir magia y no tenía sombra, robó una Stone “Key” de las manos de Y’shtola Rhul, prosiguiendo a atacar al Guerrero de la Luz, quien cae inconsciente, y escapando.

El Guerrero de la Luz es enviado a Gridania por Minfilia Warde, a un sitio de excavación de la tribu Amalj’aa específicamente, para negociar con las dos tribus, los Almaj’aa y los Ixal, que estaban a punto de invocar a sus deidades. Justo cuando el Guerrero de la Luz conseguía detener los rituales de invocación, un Asciano esqueletal apareció y asustó a ambas tribus.

Las Sílfides, quienes estaban por abrir nuevamente su comercio de cristales con las dos tribus, mencionaron a los Ascianos por su otro nombre, “Equilibrados”, revelando que ellos fueron los responsables de enseñar el proceso de invocación a los Almaj’aa e Ixal. Lahabrea, un Overlord, presenció la Calamidad causada por la liberación de Bahamut.

A Realm Reborn (2.0)

En los años tras la Séptima Calamidad Umbral, los Ascianos abandonaron su típica estancia en las sombras, directamente influenciando grupos criminales por toda Eorzea, las tribus bestiales, e incluso la invasión Garleana dirigida por Gaius van Baelsar. Su líder aparente es Lahabrea, un mago enmascarado primer visto por el Guerrero de la Luz por medio de una visión recibida del cristal de Hydaelyn, en la cual Lahabrea se manifiesta de un vacío y ataca al Guerrero de la Luz justo cuando termina.

Sin importar si el jugador empieza en Limsa Lominsa, Gridania o Ul’dah, los eventos son manipulados por un Asciano. Cuando el Guerrero de la Luz resuelve la amenaza, es confrontado por un Asciano portando una máscara negra, quien cubre el área en oscuridad e invoca una gárgola desde el vacío para hacerle frente. Ambos son derrotados, y el enmascarado tan solo deja un cristal negro, el cual se parte cuando el Guerrero de la Luz se acerca.

La influencia de los Ascianos se hace saber cuando el aventurero encuentra varios testimonios sobre apariciones de “magos enmascarados” por toda Eorzea. Aparte de manipular a las tribus bestiales, también están detrás de otros eventos, como los planes de los jóvenes de Little Ala Mhigo con intención de invocar a su deidad protectora Rhalgr, los misteriosos eventos sucediendo en la Finca de Haukke, y haciendo un pacto con el invocador oscuro Tristan Nightflicker para obtener mas conocimiento sobre los Primales.

Lahabrea posee a Thancred Waters y desvela sus intenciones de revivir al dios Zodiark usando a Gaius van Baelsar y Ultima Weapon bajo su control. Aunque Ultima es destruida y Lahabrea es expulsado del cuerpo de Thancred por el Guerrero de la Luz, el Asciano sobrevive intacto y, en una escena tras los créditos, se reúne junto a otros Overlords - tres de los cuales son nombrados Igeyorhm, Nabriales, y Pashtarot - con la intención de proseguir la resurrección de Zodiark.

Séptima Era Astral

La derrota de Lahabrea sólo sirve en aumentar la actividad de los Ascianos. Su Emisario, Elidibus, se presenta ante Minfilia, atacandola en defensa propia cuando esta le impide irse. Dos Ascianos anónimos, quienes notan la debilitación de Hydaelyn pese a que la gente de Eorzea haya sobrevivido las reuniones siete veces ya, han impartido a las tribus bestiales el conocimiento para invocar a primordiales aún más poderosos. El dúo observa al Guerrero de la Luz derrotar a los primales, sin saber que el mismo acto promueve los planes de los Ascianos. En otra parte, Elidibus y Lahabrea aparecen al lado de Thordan VII, implicando que han estado influenciando al Arzobispo de Ishgard. Solus zos Galvus (Emet-Selch) decide fallecer y volver a la Fuente, consciente de la guerra civil que causará en Garlemald.

A fin de combatir a los Ascianos, los Vástagos del Séptimo Amanecer investigan una contra medida. Moenbryda, habiendo viajado desde Sharlayan hasta Eorzea para ayudar con la situación de Lady Icehart, hipotetiza que el éter puede ser usado para destruir el alma de un Asciano, si se acumula suficiente en un “sable de luz.” Nabriales, quien estaba en desacuerdo con las acciones de Elidibus y no quería esperar a que una Reunión sucediera naturalmente, se aprovecha de que el Guerrero de la Luz haya perdido la bendición tras su encuentro con Midgardsormr, ataca la desprotegida sede de los Vástagos para obtener el bastón de Louisoix Leveilleur, pero es asesinado cuando Moenbryda se sacrifica, demostrando la veracidad de su hipótesis.

Heavensward (3.0)

En Ishgard, Igeyorhm y Lahabrea ofrecen ayuda a Thordan VII en su cometido auto impuesto de terminar la Guerra del Canto Dragontino, siendo parte de su plan para provocar la Octava Calamidad Umbral. Ambos se enfrentan al Guerrero de la Luz en la Instalación de Investigaciones Eteroquímicas (Aetherochemical Research Facility en Inglés), con el propósito de matarlo/a por su impertinencia ante sus planes.

No obstante, el poder del Guerrero es suficiente para abrumarlos, y, haciendo uso del Eco, combinan sus esencias para crear un Asciano Primal, consiguiendo una ventaja. El Primordial Asciano es nuevamente derrotado, separando a Lahabrea de Igeyorhm. Esta es atrapada en White Auracite, y su alma es destruida por el Guerrero de la luz, quien usó el éter del Ojo Izquierdo de Nidhogg. Thordan, junto al resto de los caballeros de Heavens' Ward, aparece, revelando su conocimiento sobre las verdaderas intenciones de los Ascianos, terminando su alianza con ellos tras convertirse en el Rey Thordan y absorbiendo la esencia de éter de Lahabrea tras destrozar su forma física.

Tras la muerte del Rey Thordan y la inclusión de Ishgard en la Alianza de Eorzea, Elidibus notó el desequilibrio causado por el Guerrero de la Luz, lo cual sería disruptivo para conseguir sus objetivos, por lo que manda a los Guerreros de la Oscuridad a que lidien con las tribus bestiales. Aunque el plan no sucedió como Elidibus esperaba, el Asciano de túnica blanca consigue recuperar los Ojos de Nidhogg y se los otorga a un extremista de Ala Mhigo conocido como el Griffin.

Un sirviente de Lahabrea, llamado Ascian of the Twelfth Chalice, es reanimado por medio del cuerpo del hermano de Tristan, y ataca a bastantes viajeros en el área de Thanalan. Cuando el invocador oscuro es derrotado, el Asciano se hace revelar, mostrando frustración ante la pérdida de otro peón. Más adelante, ataca no sólo al Guerrero de la Luz, sino también a Y’mhitra y Dancing Wolf, en Carteneau Flats en un intento de aprovechar el poder del Dreadwyrm para alcanzar un trance, huyendo tras haber conseguido su meta. Observando la cobardía del perpetrador, Y’mhitra sospecha que los Ascianos menores son incapaces de poseer cuerpos vivientes y llegarían a perecer sin un cuerpo muerto disponible cerca. Para confirmarlo, decide engañar al Asciano y sus asociados para traerlos a una emboscada a las afueras de la remota Biblioteca Great Gubal en Dravania, donde no podrían encontrar ningún cuerpo para poseer en caso de muerte.

Stormblood (4.0)

La actividad de los Ascianos vuelve a disminuir. Tras la muerte de Zenos yae Galvus, Elidibus posee el cuerpo del difunto príncipe Garleano, y obliga a Emet-Selch a volver, usando uno de los numerosos clones de Solus que Varis zos Galvus (ahora emperador) creó para arreglar el desorden causado por la muerte de Lahabrea. Confiado en que sus poderes mágicos oscuros combinados con la fuerza de su cuerpo huésped son suficiente para derrotar al Guerrero de la Luz, Elidibus enfrenta al aventurero y es sorprendido por la creciente fuerza de este, quien lo consigue derrotar. Varis ordena a las tropas Garleanas a retirarse, ya que rumores sobre un demonio haciéndose pasar por el príncipe están recorriendo por el Imperio.

Gaius Baelsar, quien resultó sobrevivir y escapar de Praetorium y ahora usa el seudónimo de “Shadowhunter”, a estado viajando junto a su grupo de compañeros, matando Ascianos y coleccionando sus máscaras a modo de vengar a sus aliados fallecidos.

Shadowbringers (5.0)

El Guerrero de la Luz y los Vástagos del Séptimo Amanecer consiguen viajar hacia el Primero, uno de los reflejos del mundo original. Aprenden sobre el hogar de los Ascianos - la antigua civilización de Amaurot; la historia sobre el origen de Hydaelyn y Zodiark, junto a la procedencia de la mayoría de criaturas encontradas en la Fuente y sus trece reflejos; y como los intentos tempranos de los Ascianos para causar una Reunión llegaron a la pérdida del Trece, convirtiéndolo en el Vacío. También se insinúa que el Guerrero de la Luz es la reencarnación de un Antiguo, el cual parece que era muy importante para Emet-Selch. En la sesión de Q&A de Agosto 2019[1], Yoshi-P afirmó que la máscara que Emet-Selch vió portando al Guerrero de la Luz era diferente al resto de las máscaras comunes de los Antiguos, implicando que el Guerrero de la Luz no era tan solo un Antiguo, sino que también podría ser el decimocuarto miembro de la Convocatoria.

También es revelado que Emet-Selch y Loghriff eran los causantes de la “Inundación de Luz” en el Primero, ya que manipularon a Ardbert y sus compañeros (quienes serían denominados como los Guerreros de la Oscuridad mas adelante). Aunque Minfilia fue capaz de detener la Inundación, Emet-Selch tomó otra iniciativa y convirtió al aún por nacer Vaulthry en un Guardián de la Luz (Lightwarden en Inglés).

Mientras que el Guerrero de la Luz está en el Primero, una copia de Amaurot es creada en las ruinas de la misma, las cuales estaban en el fondo del océano en un área llamada “The Tempest”. Cuando el Guerrero llega allá, le es demostrado la historia de los últimos días de la antigua civilización antes de desafiar a Emet-Selch, quien desvela su verdadero nombre: Hades. Los Vástagos intentan aniquilarlo, pero sus esfuerzos caen en vano. El Guerrero de la Luz reúne su alma con Ardbert (quien resulta ser uno de los trozos del alma original dividida del Guerrero), lo cual le fortalece lo suficiente para derrotar al Asciano de una vez por todas.

Elidibus, quien se encuentra en la Luna habiendo dejado su cuerpo huésped tras encontrarse con el alma de Zenos poseyendo a un soldado Garleano, afirma furiosamente su deseo de venganza. Es el último de los Equilibrados aún con vida, y la cantidad de Ascianos siendo asesinados por Gaius y Estinien Wyrmblood es alarmantemente alta. ----



Música

Comúnmente, las apariciones de los Ascianos son acompañadas por "Without Shadow" (Sin Sombra en Inglés). En cuanto a las batallas contra Ascianos, el tema usado es "Thunderer" (Tronador en Inglés), mientras que en la batalla contra el Primordial Asciano suena el tema "The Maker's Ruin" (La Ruina del Creador en Inglés).

Etimología

El término Asciano proviene del Latín, siendo una derivación del término Griego Antiguo, significando "sin sombra". De aquí proviene su falta de sombra y el nombre de su tema principal.

Un Equilibrado, o Paragon, es una persona u objeto considerado ejemplar en un apartado específico. El título suele ser usado figurativamente para detonar la perfección de un individuo.

Los nombres de los Overlords de los Ascianos están basados en los Vástagos de la Luz nombrados en Final Fantasy XII. Esto de refleja en su deidad relacionada con Ofiuco, Zodiark siendo un Vástago de la Oscuridad, y su Emisario, siendo nombrado como el legendario hechicero de la serie de Ivalice.

Curiosidades

  • Los glifos que aparecen sobre los rostros de los Ascianos están basados en los símbolos de los Espers de Final Fantasy XII. Por ejemplo, el glifo de Lahabrea tiene similitudes con la parte inferior del glifo de Mateus, y el Ascian anónimo contra el que el Guerrero de la Luz lucha al principio de A Realm Reborn tiene un glifo muy similar al de Belias.
  • Las máscaras usadas por Lahabrea y Elidibus tienen un parecido con las máscaras usadas en el teatro tradicional Japonés Noh, aunque solo cubren una parte de sus caras.
  • Los Ascianos esqueléticos son parecidos al enemigo recurrente Lich, particularmente el diseó visto en Final Fantasy Tactics.
  • Si el jugador completa las misiones de historia de Heavensward antes que la misión de oficio de Nivel 60 de Invocador, el dialogo cambiará para mostrar que los Ascians of the Twelfth saben lo que sucedió con su Maestro, antes y después de que se enfrenten contra el Guerrero de la Luz.
  • Según el Emperador Varis, los Ascianos son bastante habladores.

Error en la cita: Existen etiquetas <ref>, pero no se encontró una etiqueta <references />
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.